El yeso para el aislamiento

by admin, 12 septiembre, 2018

El yeso para el aislamiento

El yeso es un mineral compuesto por sulfato de calcio y al someterlo a cierta temperatura y deshidratarse, trasforma su forma física convirtiéndose en un tipo de polvo entonces esta es la presentación en la que se comercializa.

Cuando se mezcla con agua, se forma una masa plástica esta se endurece al secarse; se utiliza como material de construcción, para preparados, blanqueados y frisar, como pasta de agarre. También se manipula en la preparación de superficies de soporte para la pintura artística al fresco.

El yeso y sus funciones

En suma, a lo anteriormente descrito el yeso se usa como aislante térmico, ya que el mismo es mal conductor del calor y la electricidad. Aparte también tiene usos médicos (específicamente en el área de cirugía traumatológica) como férula para inmovilizar un hueso y que sea eficiente la regeneración ósea en una fractura.

En la especialidad de odontología, se emplea en los moldes para la fabricación del sistema dental. En la agricultura tiene protagonismo como fertilizante y también en la modificación de suelos, aunque para este fin se utiliza pulverizado y sin crear consistencia para que sus componentes se puedan dispersar en el terreno además se usa como eliminador de agentes contaminantes.

Por otra parte también se aprovecha en la industria farmacéutica, industria alimenticia y en las artes plásticas para la creación de esculturas.

Como se pudo explicar con anterioridad son muchas las formas en las que se puede emplear el yeso, entre estas mencionamos que sirve como aislante, acústico y térmico, también regula la humedad y controla o protege del fuego.

Aislamiento térmico

En efecto una de las ventajas y característica esencial del yeso es su capacidad de aislamiento térmico. Esta cualidad viene otorgada por su estructura porosa, puede variar y ajustarse según la densidad y humedad de los revestimientos.

Por otra parte, mientras más llana sea la superficie que presenten los revestimientos, el coeficiente de fricción será más bajo y el aislamiento térmico mejor. El yeso a medida que su superficie es más blanca tiene menor coeficiente de absorción.

yeso aislamiento madrid

La calidad de vida en las edificaciones se obtiene con materiales cálidos y el yeso reúne ciertas peculiaridades que lo hacen intensamente cálido y técnicamente perfecto.

En consecuencia, se puede decir que el yeso es un material que garantiza satisfacción superficial y resulta confortable, ya que tiene un bajo coeficiente de penetración térmica, en confrontación con otros materiales que son creídos tradicionalmente como cálidos, por ejemplo: madera, corcho.

Finalmente evitando además las condensaciones de agua.

Aislamiento acústico

En la parte acústica, el yeso tiene significativas contribuciones como material de construcción, ya sea por su capacidad de absorción del sonido y también por la baja capacidad de expansión del mismo. La influencia de los caparazones de yeso, en cuanto al aislamiento del ruido aéreo, no es apreciable.

El yeso rompe la onda sonora paralizando de esta manera el aumento y desarrollo de la misma. Además, el yeso permite formas y distribuciones muy especiales para acústicas específicas donde se necesitan efectos de absorción o de disolución de la onda sonora, por ejemplo: auditóriums, salas de teatro, salas de concierto entre otros.

El yeso como aislante y regulador de humedad

La utilización del yeso como moderador natural de la humedad es otra de las importantes particularidades de este insigne material.

En el caso de las paredes recubiertas con yeso, la supresión del vapor de agua se puede realizar a través de ellas, es decir, el yeso impide la condensación esto se debe a su poder de absorción, afirmando con esto que su grado de permeabilidad a la humedad es alto y que las paredes de yeso transpiran logrando que las habitaciones sean más frescas en verano y más cálidas en invierno.

El yeso es incombustible

El yeso en diversas formas, variedades y aplicaciones, es el antagonista por excelencia del fuego. Por ende no hay que asociarlo en absoluto como agente de combustión en los incendios. Es el autor de una perfecta barrera de resguardo y defensa por poseer una mínima conductividad térmica.

El yeso en esta renuencia ante el fuego no emana gas tóxico, pero si vapor de agua ya que contiene agua libre y agua química ameritando absorber energía calorífica para evaporarla y ya deshidratado sigue funcionando como componente refractario al fuego.

 

No Comments


Leave a Reply

Your email address will not be published Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

PRESUPUESTO y CONTACTO





Te llamamos ? Nos puedes llamar al: 

631 97 37 63

Síguenos en Facebook

Quieres conocer las últimas promociones?

Apúntate a nuestra Newsletter

INFORMACIÓN SIN COMPROMISO

PRESUPUESTO Y CONTACTO





Te llamamos ? Nos puedes llamar al: 

631 97 37 63